lunes, 23 de abril de 2012

Me deslindo de nosotros



Noche y día, en el territorio de mis adentros
yo soy minoría.
Son los otros de mí quienes te veneran,
pusilánimes.
Yo no.
Eres un infarto del pasado,
un descuido de la razón,
un arrebato de la naturaleza,
un hambre saciada,
una sed satisfecha.
Eres nada, nadie.
Pero yo soy minoría en estos adentros
donde gobierna la anarquía.
Por eso y sólo por eso, apareces en mis sueños
y en mi eterna melancolía. 
Eres el opio de mis pueblos.

Son otros los que sueñan,
otros los que lloran, otros los que hablan de amor.
Son otros los que luchan por un mundo mejor
y otros los que se duelen de tu ausencia.
Yo no.
Que te quede claro: yo soy minoría.
Y sólo me hago responsable de estos versos
y de alguna otra tontería.


No hay comentarios:

Publicar un comentario