jueves, 3 de febrero de 2011

Desde el oprobio


Del libro Contra las mujeres
En preparación

A la señorita Ocípete Cascuijo Ramos,
en vísperas de su cumpleaños.


Rasgo mis vestiduras mientras me revuelco
en el huerto seco de mi ignominia.

¡Y no es, por favor, la pleurodinia!

No es ella, digo, la que me tiene postrado
bajo la lluvia, sino tus vicios y tu mugre, señorita hija de
los Cascuijo Ramos, tan decentes ellos, si supieran
que a la niña le gusta el placer inmundo
y los fangos.

¡Bazofia! ¡Subirte las enaguas ad libitum!
¡Descarada!

Ay, tiempos idos, ¿dónde quedaron?
¡Volved, oh pasado apacible!

Entonces, en aquellos días decentes,
golpearte no hubiera sido delito
sino apenas leve falta administrativa.

Hoy, snif, no puedo explicarte a patadas tu pecado.

Sin merecer una sola gota de agua,
te fraguaron derechos,
protección,
dignidad,
humanidad,
alma,
respeto…

¡Pero nadie supo darte vergüenza
ni quitarte lo casquivana!

Por eso vengo a tu ventana…

Al menos, me han dado permiso (plasmado en este documento
con sello y toda la cosa,
firmado por el licenciado Abalabide, muy amable el señor)
de colocarme en la acera,
para dirigir mi voz a tu balcón y gritar bajo la lluvia
y entre mis lágrimas:
¡Vas y chingas a tu madre, puta!
(Te lo digo de corazón.)

5 comentarios:

  1. me encanta!!!!! (y me sigues debiendo mi versión de Lucy in the sky with diamonds ehhhhh (te lo recuerdo de todo corazón)

    ResponderEliminar
  2. No acaba octubre sin que tengas tu versión, María.

    ResponderEliminar
  3. Enid Álvarez Soberanis20 de octubre de 2009, 15:58

    Lo leí el fin de semana. Hoy que lo he vuelto leer, sigo pensando lo mismo: me gusta. Eso de hacerle sentir al otro que lo vas a enlodar con toda la pericia posible, no es sino amor del bueno. Y dicho, como tú lo dices, es arte. Un abrazo, estimadísimo Agustín.

    ResponderEliminar
  4. Debo decir algo, Enid: no hay aquí autobiografía, es pura ficción. No vayas a pensar... ¿O deberé llevar este poema al diván? En fin. Aprovecho para preguntarte, Enid, si te llegó mi colaboración de noviembre y si no está muy laarga... y si la aceptas (porque puedes no aceptarla: sabes que acepto tus instrucciones de jefa: esto no sirve, haz otro).

    ResponderEliminar
  5. Enid Álvarez Soberanis21 de octubre de 2009, 11:05

    Jamás pensé que fuera autobiográfico, aunque, ahora que lo pienso ¿qué es lo que uno escribe sino lo que siente, lo que vive?... El caso es que a mí me gustó, si hubiera quien me enlodara de esa manera tan poética, tan elegante, tan ciudada, creo que andaría fascinada. Pero bueno, para que veas cuan subjetivos son estos menesteres en los que queriendo decir quizá una cosa, habemos quienes entendemos otra.
    Y hablando de tu colaboración de Noviembre, no me parece que esté larga, por el contrario, creo que es la extensión que debiéramos manejar en adelante.

    ResponderEliminar