viernes, 29 de mayo de 2009

El sueño

Milagros del pozo místico
Fragmento del capítulo XV



...porque los sueños en crudo son, al menos en mi caso, materia incognoscible: apenas me despierto, el sueño se resquebraja poco a poco hasta que, primero, pierde sentido, y luego desaparece.

El sueño es soluble a la conciencia.

El sueño es un nido de arañas, inquieto y ensimismado...

El movimiento de las arañas produce, como en un calidoscopio de pelos y patas, las imágenes del sueño.

Pero al volver en mí se activa un mecanismo que las alerta. Las arañas dejan de ser un solo cuerpo y huyen despavoridas, solas o en pequeñas familias, emigran a la tierra de irás y no volverás.

Se dan generaciones, eso sí, de arañas parsimoniosas. Entonces, gracias a su lentitud, mantengo el recuerdo fragmentado de mis sueños hasta el mediodía.

1 comentario:

  1. Te entiendo perfectamente a mi me pasa igual tengo sueños muy enredados en el sueño entiendo que pasa pero en cuanto despierto no le encuentro ni pies ni cabeza y paso algunas horas pensando en eso hasta que lo olvido completamente

    ResponderEliminar